Qué debes saber...

Arriba
Dar de Mamar
¿Por qué tu leche?
¿Cómo funciona?
El sueño de tu hij@
Para leer y pensar...
Para Bajar
Poesía
¿Quién soy?
Álbum de fotos
Semana Mundial
Libro de Visitas
Sitios recomendados
Bibliografía

 

 


  • para tener éxito....

    • La leche materna es el alimento perfecto para tu bebé y es irreemplazable.

    • El bebé no necesita tomar agua, jugos, ni complementos de otra leche ni otro alimento durante los primeros 6 meses.

    • Es importante prever ayuda en tu casa para las primeras semanas. Familiares y amigas que colaboren con las tareas diarias posibilitarán tu total dedicación al recién nacido. En lo único que no pueden reemplazarte es en la alimentación.

    • Siempre busca una posición cómoda, con la espalda y brazos bien apoyados y hombros relajados. Un clima tranquilo favorecerá la bajada de leche (alrededor del tercer día).

    • Coloca a tu bebé bien pegado y enfrentado a tu cuerpo (panza con panza) para que no tenga que mamar con la cabeza girada.

    • Debes verificar en cada mamada que se prenda bien (ver foto) (ver animación) (ver otra animación con ayuda) y esto es fácil de notar, si molesta o duele, esta mal (ver) 

    • Escucha que tu bebé trague, de no ser así debes estimularle con tu índice el mentón o las mejillas y comenzará a mamar nuevamente.

    • Los bebés recién nacidos maman de 8 a 12 veces por día, es decir que lo normal es que pidan cada hora y media a tres horas.

    • Dale el pecho cada vez que el bebé lo pida, no pongas horarios. Los bebés no saben la hora. Dale todo el tiempo que quiera (sobre todo que termine el primer pecho) Nunca más te fijes en los relojes!

    • Dale el pecho cuando muestre deseos de succionar, no esperes a que llore, cuando llora ya le duele la panza de hambre!.

    • Si el bebé duerme mucho (más de tres horas), es aconsejable despertarlo a las dos horas y media de la última mamada.

    • Los pechos no son envases que hay que llenar, son las glándulas que producen la leche, con el sólo estímulo de la succión del bebé. Mientras exista el estímulo, (sobre todo el nocturno) siempre vas a producir leche.

    • No uses biberones o chupetes, sobre todo al principio, confunden al bebé y puede dejar el pecho. El chupete en general es rechazado por los niños amamantados. No insistas; tu bebé no usa "el pecho de chupete", succionar el pecho es lo natural. Otros niños usan "el chupete de pecho", lamentablemente para ellos. Además el chupete aumenta el riesgo de infecciones y deforma el paladar y la dentadura (ver animación).

    • Un bebé que llora necesita el calor, olor, contacto, voz y leche de su madre. No se "malcría" si lo atiende; por el contrario, eso será "criarlo bien". Los bebés atendidos de inmediato desde pequeños son menos dependientes (más seguros) de grandes.

    • Dar complemento, chupetes y mamaderas aumenta el riesgo de destete prematuro hasta 8 veces, porque disminuye la producción de leche y confunde al bebé en la succión, que es totalmente distinta (ver animación) originando el rechazo del pecho, a esto se lo llama confusión del pezón.

       

      • Después de succionar un chupete o tetina artificial preformada, es posible que el niño tenga dificultades para comprimir el pecho y mamar.

      • Al tomar biberón el bebé no tiene necesidad de comprimir-succionar ya que bebe por simple flujo de gravedad o solo por succión, dependiendo del orificio de la tetina, por lo que luego tampoco puede extraer la leche del pecho, ya que pierde el complejo reflejo de succión deglución (ver animación 1, ver animación 2)

      • El niño pega la lengua a la tetina tratando de regular el flujo de la leche (lo que posteriormente trae deglución atípica y problemas de ortodoncia).

      Es por esta confusión de pezón por lo que se insiste tanto en el No uso de biberones o chupetes, ya que su uso puede hacer que el bebé deje el pecho.

      Los bebés intentan succionar el pecho del mismo modo que succionan una tetina o un chupete, luego de producida la bajada de la leche (donde ésta sale espontáneamente), se frustran al no poder extraer más leche, lloran, se ponen nerviosos y ponen nerviosas a sus mamás y terminan rechazando el pecho. Es entonces cuando su madre piensa que ya no tiene leche y substituye más mamadas por biberones, con lo que su producción de prolactina disminuye, llevando a un inevitable destete.

      Pero no te preocupes, si te está pasando esto, hay una solución: debes tener mucha paciencia y seguir estos pasos.

       

      1. Confusión del pezón. Como recuperar la lactancia exclusiva.

      2. Relactación: También útil para madres adoptivas que desean amamantar.

Principal ] Arriba ] Esperando... ] [ Qué debes saber... ] La 1ra mamada ] Los 1os 6 meses ] Si trabajas ] Los Mitos ] Peligro mamadera! ] ¿Hasta cuándo? ]